6 feb. 2017

Las chicas de Emma Cline

Portada de Les noies de Emma Cline

La adolescencia es una época muy importante para el desarrollo de cualquier individuo, una etapa vital para forjar nuestro yo adulto. Con la distancia se convierte en un conjunto de anécdotas y aventuras (buenas y malas) que la bruma de la nostalgia tiende a desdibujar, pero mientras se vive es una época muy intensa: ansiamos ser libres para hacer lo que queramos, tenemos miles de sueños, nos creemos inmortales. Las sensaciones son muy vívidas, exacerbadas incluso. Tal fijación puede acabar degenerando en un recuerdo amargo de esta etapa llena de cambios, pérdidas y decepciones. Leyendo la última novela de Emma Cline abordamos de lleno este impasse trascendental que precede a la vida adulta a través de una realidad palpable y muy poética, alejada de los estereotipos de las series y películas americanas. Los pasos que guían la adolescencia se deben en gran parte a pequeños sucesos, a priori sin importancia, que hacen que nuestro subconsciente reaccione tomando una decisión. Serán estos inocentes designios los que lleven a la protagonista de la novela a internarse en el mundo de "Les noies".

Sinopsis:

Verano de 1969. Evie Boyd es una adolescente de catorce años que afronta los últimos días antes de ingresar en un internado. Su mente juvenil ansia volar con libertad y el nuevo curso no es sino un oscuro porvenir que prefiere obviar. Junto con su amiga Connie se dedica a malgastar los días intentando resaltar su belleza, buscando que alguien se fije en una chiquilla normal y bajita que tiene todo el futuro por delante. La situación en casa no mejora mucho las cosas: sus padres están recién divorciados y vive con una madre que anda algo perdida, recluida en rituales de belleza y en grupos de apoyo femeninos. El aura de su abuela materna, una actriz famosa, impregna buena parte de sus vidas.

Un día mientras está en el parque se topa con tres misteriosas chicas. Evie queda prendada de la ligereza de sus pies desnudos, de sus largas melenas, de su condición al margen de las normas establecidas. Las ve avanzar livianas sobre el césped como si fuesen ninfas y cuando una de ellas le dirige una sonrisa se establece un vínculo casi mágico, una suerte de hechizo. La protagonista decide entonces abandonar la seguridad del hogar en los cerros de Petaluma y dejar atrás los lomos dorados de sus libros de infancia para unir su destino al de Suzanne, la chica de cabellera oscura que la ha encandilado. En el rancho conocerá a Russell y al resto del grupo, y junto a ellos celebrará la fiesta del solsticio de verano. Evie cruzará entonces el umbral de un mundo que se le antoja mágico pero que no admite vuelta atrás si no es a través de unos recuerdos en ocasiones dolorosos.


Aquelles noies amb els cabells llargs
semblava com si flotessin per damunt
de tot el que passava al seu voltant,
tràgiques i aïllades.
Com reines a l'exili.

Opinión:

"Les noies" es un un maravilloso viaje iniciático, una oda a unos hermosos sentimientos que difícilmente volveremos a hallar a lo largo de nuestro deambular por la vida. Se trata de una novela de sensaciones íntimas. Toda la historia se nutre de actos minúsculos y evidencias apenas perceptibles: el recuerdo del pelo oscuro pegado al cuello sudoroso y a los hombros desnudos, la impronta de dos cuerpos mojados sobre una roca calentada por el sol, la sonrisa de una joven desconocida en un parque,... Su lenguaje sutil, sereno y poético se ve acrecentado por el excelente trabajo de traducción de Ernest Riera. Todo ello hace del proceso de lectura una experiencia agradable y muy sensorial.

El sexo, la violencia o el rollo ritual no importan aquí demasiado. La autora se aleja con buen criterio (aunque a veces deba recurrir a ellos) y se centra en la relación de Evie con Suzanne. Ella es la catalizadora de todos sus actos, la persona por la que lo dejaría todo. Estamos ante una novela de personajes: Russell, el líder del grupo, músico frustrado y gurú espiritual del rancho; las chicas, sus fieles perras del infierno, Donna, Helen, Roos y Suzanne; y Evie, la auténtica heroína de esta historia.

El libro deja un poso amargo pero hermoso. Los interludios, esos fragmentos del presente que introducen recuerdos del pasado, son quizás lo más flojo del mismo; aportan poco e interrumpen el flujo, pero esa es mi opinión. Lo mismo pasa con la masacre, un momento inevitable pero vacío, forzado, alejado del tono intimista que enaltece el resto de páginas. Lo mejor de la historia es apreciar como Evie descubre el modo de vida de las chicas, como se deja abrazar por el sentimiento de libertad y abandona sus prejuicios. Son esos momentos de intimidad casi hogareña, de liberación espontánea y natural, los que confieren a "Les noies" una pátina especial que hacen de ella una gran novela.

- viaje iniciático -
★ ★ ★ ★
Ficha:

"Les noies" - Emma Cline
Traducción de Ernest Riera
Editorial Anagrama (978-84-339-1536-8) - 2016
344 páginas

No hay comentarios:

Publicar un comentario