15 feb. 2016

Un intrús a l'estany de Joan Marcé

Portada de Un intrús a l'estany de Joan Marcé
autor: Joan Marcé
edición: EDM Edicions (2015)
género: thriller científico

cuatro estrellas

Hace poco visité Girona, una ciudad preciosa que me trae un montón de recuerdos y con la que tengo un fuerte vínculo emocional. Más allá de su belleza y encantos (aprovecho aquí para recomendaros encarecidamente que hagáis una pequeña escapada si no la conocéis) mi visita estaba influenciada por la opinión de dos personas. Descubrí a Joan Marcé gracias a @eloikraken y a @ElBiblionauta, dos auténticos cracks en su materia; fue a través de ellos que llegué hasta la obra que hoy nos ocupa: “Un intrús a l’estany”.

A veces un libro se te mete entre ceja y ceja y no queda otra opción que ir en su busca. Tanto oí hablar de Joan Marcé y tales fueron los halagos que la gente le prodigaba que monté un viaje exprofeso para acercarme a la librería Geli (otra visita obligada en la ciudad) y adquirir los dos primeros tomos de la trilogía que Marcé tiene entre manos. ¿Podía haber buscado el libro en Barcelona? Pues sí, pero tiene mucho más encanto ir a la fuente, acercarse a las tierras en las que nace la trama y, de paso, disfrutar de una agradable jornada de viaje. Una vez leída devorada la novela solo tengo palabras de agradecimiento para aquellos que me la recomendaron: hacía mucho tiempo que una historia no lograba engancharme tanto. Llegados a este punto yo también me veo obligado a recomendarla (una y mil veces si cabe). Aunque primero os pondré sobre el terreno por si decidís embarcaros en este emocionante y adictivo (no usaré la palabra trepidante ;) thriller.

Sinopsis:

Ramon Verdaguer, un joven investigador que colabora con el proyecto Genoma, descubre una extraña secuencia en el ADN que está analizando. Más allá de una simple cadena de información genética el fragmento que ha procesado parece seguir una misteriosa cadencia matemática, como si de una serie lógica se tratase. Incapaz de comprender los datos recurre a su amigo matemático Wang, quien le confirma que la secuencia sigue un patrón denominado octal. Juntos tratan de descifrar el código y hallan lo que parece ser un mensaje oculto en el ADN humano. Desconocen si alguien lo ha puesto ahí adrede con el propósito de comunicar algo o, peor aún, con la intención de gastar una broma pesada, pero pretenden llegar al quid de la cuestión.

Además de Wang también se sumará a las pesquisas Eva, la novia de Ramon. Los tres pasarán noches en vela entretenidos con lo que se ha convertido en algo más que un pasatiempo, casi en una auténtica obsesión. Pero parece ser que no son los únicos que están al tanto del descubrimiento: de hecho hay gente interesada en conseguir que esta información pase desapercibida y hará todo lo posible para protegerla. Así pues Ramon y sus amigos se verán de repente envueltos en una especie de conspiración que les viene muy grande. Ajenos a las posibles consecuencias que tiene llevar la contraria a oscuras y poderosas organizaciones este trío se verá arrastrado a una emocionante y peligrosa persecución en pos de la verdad.

Poco más se puede contar para no desvelar los entresijos de la novela. Se trata de un thriller bastante tópico, eso es cierto. Encontramos aquí un secreto importantísimo, unos malos muy malos, agencias gubernamentales en la sombra, viajes de aquí para allá y un buen reguero de cadáveres. Pero eso no es lo importante. Toda la acción está adornada aquí con una prosa realmente adictiva, muy bien escrita y con una entramado de personajes y situaciones que nada tiene que envidiar de las novelas escritas por foráneos.

'En Ramon l'escoltava absort. No havia vist mai el seu amic
tan capficat i frisava per saber cap on anava amb tot aquell preàmbul.
—No crec en els ovnis, però si algú des d'un altre món o des d'un altre temps,
del passat o del futur, volgués establir contacte amb nosaltres, si ens
volgués deixar un missatge, ho hauria de fer exactament així:
hauria de recórrer necessàriament a les matemàtiques.'

Opinión:

Esta novela está escrita en catalán (desconozco si está traducida) y su acción tiene lugar en gran parte en dicho territorio. Esto le da a la historia un plus de cercanía y cotidianidad que hacen que el lector se sienta muy cómodo. Desde luego todos disfrutamos cuando Dan Brown nos lleva de viaje por Roma, París o Venecia, pero la exaltación de los parajes naturales y de la vida rural por parte de Marcé nada tiene que envidiar pues es realmente hermosa y efectiva. El autor huye de recursos y localizaciones tópicos y muy trillados para visitar lugares de nuestra geografía (viajaremos incluso a latitudes más meridionales) que merecen la pena ser descubiertos.

Más allá del viaje el lector disfrutará además con la trama. A partir de un hecho trágico se desencadenará una persecución que convertirá a un pobre e insignificante biólogo en el foco de atención de una organización que expande sus tentáculos por cualquier rincón del planeta. No tiene mucha acción pero sí las dosis justas y necesarias. A medida que se avanza en la lectura se cierran capítulos y se abren otros nuevos, así que la atención del lector evoluciona de forma constante y no se queda atascada. Hay multitud de personajes y subtramas que acaban desembocando en un único hilo argumental que es el que vertebra el libro.

Y lo mejor de todo, y esto es una opinión personal, es el trasfondo del meollo, algo que está a años luz de otras historias. El título que encabeza la primera de las partes en las que se divide el libro genera unas expectativas asombrosas: “Una finestra a l'infinit”. Biología, matemáticas, astronomía y otras disciplinas se entremezclan en esta trama. El proceso de documentación realizado por el autor es asombroso y debo reconocer que resulta muy ameno e interesante aprender sobre facetas en las que uno no está muy versado.

No tengáis miedos ni reparos para afrontar esta lectura, merece mucho la pena. Resulta curioso (desalentador incluso) que tengamos que ir fuera a buscar lo que ya tenemos cerca. Todos conocemos multitud de escritores internacionales de thriller, pero no daríamos un pimiento por alguien de aquí. Lo mismo pasa con el género negro: hay multitud de escritores nacionales brillantes pero lo nórdico mola más. ¡Pues ya va siendo hora de enmendar el error! Porque la literatura no conoce fronteras, tan solo las de nuestros prejuicios, y si os cerráis en banda os perderéis uno de los mejores libros que he leído en los últimos años. Y lo mejor es que ya tengo la segunda parte (“El visitant”) esperando en mi estantería ;) Eso sí, espero que el señor Marcé no se demore tanto como el señor Martin para dar carpetazo esta maravillosa, e injustamente olvidada, trilogía de “El missatge”.

Ficha:

"Un intrús a l'estany" - Joan Marcé
EDM Edicions (978-84-606-6209-9)
428 páginas

2 comentarios:

  1. Impressionant llibre on els espais entre lectura i lectura es fan necessàriament petits per què la lectura trepidant t’atrapa i no et deixa aturar-te massa estona. De seguida et fas teus els personatges del Ramon, la seva novia Eva i tot el seu seguici d’amics, familiars i còmplices en aquest apassionant thriller que mira de reüll disciplines com la biologia, les matemàtiques o l’ astronomia per fer-lo encara més interessant. Llibre molt recomanable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies Jaume per les teves paraules.

      És un llibre que funciona molt bé pel boca orella i que deixa satisfet a tothom que el llegeix. No té res a envejar a thrillers foranis i a més parla de llocs propers.

      Tot un encert. Caldrà veure què tal és la segona part.

      @pancromatic

      Eliminar