23 ene. 2015

Relato Soñado de Arthur Schnitzler

autor: Arthur Schnitzler
edición: Acantilado (1999)


Cuando uno lee un libro del cual ya ha visto la adaptación cinematográfica corre el peligro de abordar la lectura con cierto tedio. Conocemos previamente el desenlace, apenas hay margen para la sorpresa y es difícil no poner la cara de los actores a sus protagonistas. Con “Relato soñado” ("Traumnovelle") por fortuna no me ha pasado nada de esto.

Gracias al blog de @MientrasleoS descubrí que existía una versión literaria previa de “Eyes wide shut" e inmediatamente me lancé en su búsqueda. Una vez en mis manos ha sido un auténtico placer devorarlo por las noches dejándome llevar por la sugerente prosa de Arthur Schnitzler, prolífico escritor de finales del s.XIX y principios del XX interesado en el erotismo, la psicología y la muerte, un autor adelantado a su tiempo del que seguró acabaré leyendo algo más en el futuro.

Sinopsis:

Tras asistir a un baile nocturno de máscaras Fridolin y su esposa sienten renovada una pasión algo olvidada y sucumben de nuevo a los misterios del cortejo y a la seducción. Pero todo se desvanece con el gris amanecer del día siguiente y con la monotonía de su rutina diaria. Esa misma noche, ya en la alcoba, se sinceran el uno con el otro y discuten sobre los peligros del coqueteo con desconocidos y la inherente posibilidad de la infidelidad que ello conlleva. Buscando ambos poner algo celosa a su pareja exageran viejas historias que ahondarán en los pequeños resquicios de su aparentemente sólido matrimonio.

Teniendo que salir para atender una urgencia Fridolin abandona el domicilio conyugal algo dolido por la confesión de su mujer. No logra quitarse esas adúlteras imágenes de su mente. Tras acabar su servicio nocturno descarta volver a casa y pasea vagando por la ciudad. En un café se reencuentra por sorpresa con un antiguo compañero de estudios que ahora se gana la vida como pianista. Nachtigall, pues así se llama su viejo colega, le relata los asombrosos pormenores del trabajo que le esperan esa noche: ni más ni menos que amenizar tocando a ciegas una velada donde hombres enmascarados y mujeres desnudas disfrutan de una particular fiesta. Si bien debe llevar los ojos vendados, le confiesa Nachtigall, no es la primera vez que vislumbra los fabulosos detalles de esos secretos encuentros.

Espoleado por el rencor y cautivado por un soplo de aventura no exento de peligro Fridolin convence a su amigo para poder colarse en tan misteriosos baile. Tan solo un disfraz y una contraseña de entrada le separan de ese paraíso de promesas lujuriosas y de libertad amorosa. Una vez dentro de la fiesta alguien le advierte de su condición de persona no invitada y le previene del peligro de ser descubierto. Pero la curiosidad que siente Fridolin es más fuerte que su temor y decidirá llegar hasta el final de un devaneo que puede acarrearle funestas consecuencias.

Opinión:

Atormentado por la revelación que le ha hecho su esposa Fridolin se lanza audaz a una aventura que supera su entendimiento. Schnitzler ahonda en esta novela corta en los sentimientos humanos (la culpa, los celos, el amor,...) mientras evoca con su elegante prosa bailes de máscaras y mujeres sensuales. Difícil discernir a veces si se trata de la realidad o bien de un sueño, este viaje onírico por las calles de Viena llevará a Fridolin hasta sus límites, algunos de los cuales deberá traspasar para comprender. De gran modernidad para su época (la novela está escrita en 1926), nos encontramos ante una obra subyugante a la par que desconocida, una pequeña joya que merece la pena descubrir.

Imaginarse la película mientras leemos la novela es inevitable. En este caso la versión de celuloide está a la altura de la obra literaria gracias en parte al mimo y el detalle con los que Stanley Kubrick hacía sus películas. Algo parecido me ocurrió tras leer “2001", si bien en este caso el texto escrito por Arthur C. Clarke se noveló expresamente para dicho filme. En el caso que nos afecta ambas obras difieren en el contexto histórico y en algunos pasajes pero mantienen una excepcional coherencia argumental de los momentos clave; sirva como ejemplo la importancia que la música desempeña en ambas, llegando a ser un elemento emocional más a tener en cuenta.

Mi recomendación es clara y concisa: si os gustó la peli leed el libro porque disfrutaréis de un nuevo e interesante punto de vista, y si no la habéis visto leedlo igualmente. Sus apenas ciento treinta páginas no son excusa para no embarcarse en una grato y sensual viaje que nos llevará más allá de lo moralmente correcto y que seguro hará replantearnos algunos juicios. Ante todo agradecer la labor de esos maravillosos blogs que nos permiten descubrir libros de los que ni tan siquiera conocíamos la existencia, un placer difícil de describir y que reconforta el intelecto llenando nuestras vidas de grandes historias.

'...y como cada una de aquellas mujeres desnudas seguía siendo un misterio y,
desde sus máscaras negras, unos ojos grandes lo miraban resplandecientes
como el más insoluble de los enigmas, el placer inefable de mirar
se transformó para él en el tormento casi insoportable del deseo.'

Ficha:

"Relato soñado" - Arthur Schnitzler
Acantilado (84-930657-6-5)
132 páginas

No hay comentarios:

Publicar un comentario